Vejiga, control de: Lo que las mujeres deben saber

Consortia Medical



¿Sabía usted que el escape de orina es un problema común para las mujeres de todas las edades?

Pero el escape de orina no tiene que ser una parte inevitable de la vida de una mujer. Los problemas de control de la vejiga se pueden tratar.

¿Quiénes tienen probabilidades de padecer problemas de control de la vejiga? Cerca de la mitad de las mujeres adultas dicen que han tenido escape de orina en algún momento u otro. Muchas mujeres dicen que este problema sucede a diario.

A menudo las mujeres padecen escape de orina cuando están embarazadas o después de dar a luz.

Las mujeres que han dejado de tener la menstruación, es decir las mujeres menopáusicas, a menudo informan tener problemas para controlar la orina.

A muchas mujeres se les escapa la orina cuando hacen ejercicio, se ríen mucho o estornudan.

¿Qué causa problemas de control de la vejiga en las mujeres?

El escape de orina tiene muchas causas posibles.

  • Debilidad muscular. La mayoría de los problemas de control de la vejiga son causados por debilidad en los músculos pélvicos, los músculos que sostienen la vejiga en su lugar. Estos músculos pueden estirarse y debilitarse durante el embarazo y el parto. Los músculos del esfínter, que mantiene a la vejiga cerrada hasta que usted debe orinar, también podrían debilitarse.

  • Daño nervioso. Los nervios dañados pueden enviar señales a la vejiga en el momento equivocado, haciendo que la vejiga expulse orina sin advertencia. O los nervios dañados no envían ninguna señal en absoluto, de modo que el cerebro no puede saber cuándo la vejiga está llena. Los traumatismos o enfermedades como la diabetes pueden causar daño nervioso.
  • Medicinas, alcohol y cafeína. Los escapes pueden ocurrir cuando los medicamentos o el alcohol afectan los nervios o los músculos. Las bebidas con cafeína tales como el café o las gaseoasas (sodas) hacen que la vejiga se llene rápidamente, lo que puede causar que el líquido se escape de la vejiga.

  • Infección. Una infección de las vías urinarias puede irritar los nervios de la vejiga y hacer que la vejiga se escurra sin advertencia.

  • Exceso de peso. El exceso de peso puede ejercer presión sobre la vejiga y contribuir al escape.

¿Qué puedo hacer con respecto a los problemas de control de la vejiga?

Simplemente cambiar algunos hábitos diarios puede ayudar. Si tiende a tener un escape de orina en ciertos momentos del día, puede planificar ir al baño con anticipación para evitar un accidente. Si nota que ciertos alimentos y bebidas la hacen orinar con más frecuencia, trate de evitarlos.

No se avergüence de hablar con su médico sobre el problema. Su médico puede recetarle una medicina que calme los músculos y los nervios para tratar una vejiga hiperactiva. Si su escape se debe a debilidad muscular, su médico o enfermero puede ayudarle a aprender ejercicios para fortalecer los músculos de la pelvis. O puede que su médico le coloque un dispositivo en la vagina que ayuda a levantar la vejiga. Si otros tratamientos no dan resultado, su médico podría sugerirle una cirugía para mejorar el control de la vejiga.


We are an organization committed to educating and helping individuals who suffer from incontinence and other urinary related conditions.

If you or someone you love suffer from incontinence or any other urinary related condition, contact us today. We can provide you with the guidance and resources you need to feel the freedom you deserve and live your life at its fullest.

Call Us Today!
1-888-375-0219